Nueva norma para el despacho de los Yates y Yatistas que arriben a las Marinas habilitadas

Comparte esto:

Las nuevas normas migratorias anunciadas por nuestro Canciller en octubre pasado y que entraron en vigor el pasado 1ro de enero de 2018, amplían las categorías de personas que pueden llegar a Cuba a través de las Marinas habilitadas.

Con el objetivo de facilitar, agilizar y actualizar las normativas que rigen el despacho aduanero de los yatistas que arriban a través de ellas, el Jefe de la Aduana General de la República emitió la Resolución 336-2017, la cual modifica algunas disposiciones anteriormente establecidas, establece otras y precisa lo establecido en el Decreto 320 sobre la importación temporal de vehículos.

La referida Norma:

  • Modifica los artículos 79 y 80 de la Resolución No. 187 “Normas para el despacho y el control aduanero de buques y aeronaves”, del Jefe de la Aduana General de la República y establece que el yatista que pretenda realizar una importación temporal debe realizar el despacho ante la Aduana en el término de 6 horas posteriores al despacho de la embarcación o comunicarlo a la Oficina de Aduanas de la marina si este término no puede cumplirse.
  • Establece que las embarcaciones de recreo extranjeras (yates) que arriben a la República de Cuba sólo pueden ser utilizadas para realizar operaciones con fines turísticos y que los yatistas a bordo de ellas deberán abstenerse de efectuar cualquier otra actividad mercantil no autorizada por las autoridades cubanas competentes
  • Establece que los yatistas sólo pueden importar sus efectos personales, a condición que las cantidades, artículos y valores se correspondan con lo establecido en la legislación vigente. O sea, los yatistas no podrán realizar importaciones No Comerciales.
  • Pone en vigor el modelo Declaración de Aduanas para Yatistas
  • Reitera lo establecido en el Decreto 320 que autoriza a turistas extranjeros la importación temporal de vehículos automotores que arriben a bordo de las embarcaciones de recreo, en este caso por lo tanto, solo a los yatistas extranjeros.

Resolución 336-2017